Le Parkour ©victorsalgado.com

Caminante, no hay camino…

 

¿Deporte urbano?, ¿juego?, ¿trasgresión?

El Parkour (o arte del desplazamiento) es una disciplina creada en Francia por David Belle, cuyo padre, bombero y  militar, le enseñó esta técnica usada en el ejército, en la cual se buscaba superar los obstáculos del trayecto, usando sólo el cuerpo, mediante acrobacias, saltos, grimpeo… Busca la eficacia en el movimiento para superar límites de forma original, con la finalidad de avanzar, pero no como forma de exhibición. El traceur (su practicante) no retrocede; hace camino con acrobacias, avanza, superándose día a día, a su ritmo y sin ponerse en peligro.

Para ser un buen Tracer, hay que estar preparado física y mentalmente. Se ha de ser rápido y elegante en los movimientos, buscando la eficacia y perfección, pero sin competir ni rivalizar con el compañero. La meta es avanzar y superarse a uno mismo: sus limitaciones, sus miedos, tal vez incluso a la muerte. Juegan con los elementos, con la arquitectura urbana, combinando saltos de gatos con recepción de salto de brazo, con rompemuñecas… Se juega a ser un superhéroe.

 

                        

Anuncios